► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

lunes, 19 de diciembre de 2011

La fundadora de un comedor de Las Heras, en el podio de la solidaridad argentina

Print Friendly and PDFInforme: Zulema Usach

Nidia Soto, quien da de comer a más de 600 personas por día, consiguió a través del voto de la gente quedarse con el tercer puesto de la distinción que otorga el programa de canal 13 “Abanderados de la Argentina solidaria”.


Esta vez la solidaridad de la fundadora de Brazos Abiertos, Nidia Soto (82), fue reconocida fuera de las fronteras del centro comunitario ubicado en Las Heras y también de la provincia. Su tarea incansable desde hace 18 años para albergar a chicos que no tienen techo y alimentar a más de 600 quedó plasmada como ejemplo nacional al quedar premiada como una de las personas “más dedicadas con los demás” del país.


Nidia fue distinguida por un segmento de Telenoche (Canal 13 Buenos Aires) llamado "Abanderados de la Argentina solidaria". Primero quedó elegida por la producción de ese ciclo entre 1.500 postulantes para competir con otros 12 de todo el país hasta que finalmente logró consagrarse entre los tres argentinos más solidarios.

La votación la realizó la gente a través del sitio web del canal. Así, el primer premio lo obtuvo la tucumana Leila Abdala de la Fundación Minka, el segundo el chaqueño Alberto Vadillo del Grupo Ayuda a Chaco, mientras que Nidia logró ubicarse en el tercer puesto y ganar 75 mil pesos.

"Estoy muy agradecida por los votos, la confianza y el apoyo de todos los mendocinos. Me siento muy reconocida y orgullosa por este logro que es tan importante para el futuro de los chicos de Mendoza", contó la mujer a Los Andes.

Aunque aún no cuenta con el dinero, ya que primero debe realizar algunos trámites en Buenos Aires, Nilda ya sabe cuál será su destino. "Lo pienso usar para la guardería y el comedor", expresó y aseguró que entre las necesidades más urgentes de Brazos Abiertos figuran la incorporación de los azulejos para la cocina, la instalación de un extractor de aire, arreglar la infraestructura de la panadería, pintar tres habitaciones, cambiar varias puertas y construir el techo de una habitación.

Otra parte del dinero será destinada a seguir pagando los estudios universitarios de siete adolescentes que gracias a la media beca estudiantil que brinda la asociación han logrado cumplir su sueño de continuar una carrera.

"Tenemos convenios con las Universidades de Congreso, Maza y Aconcagua. Esto es muy importante porque yo no sé cuánto más me queda de vida y quiero que los chicos tengan asegurados sus estudios. Ahora tengo a tres chicos en el preuniversitario, espero que puedan ingresar. Ya hay una joven que está estudiando arquitectura y eso es muy gratificante", aseguró Nidia.

Un día de su vida

Completamente ciega y recientemente operada de la cadera, Nidia sigue siendo igual de inquieta que cuando comenzó con esta tarea.

Devenida en mamá del corazón de sus chicos (como ella los llama), se levanta a las 6 de la mañana para despertarlos, que desayunen y vayan a la escuela.

Luego comienza, junto a las cocineras, a preparar la comida tanto para quienes viven con ella como para las familias que reciben las viandas.

A las 12.30 ya hay fila en el comedor ubicado en la calle Martín Güemes, de Las Heras, para retirar el almuerzo.

"Es un trabajo hermoso, pero es muy duro, los días acá son muy intensos", destacó la solidaria. Educación y compañía

A la tarde cuenta con la ayuda de varias maestras que se encargan de darles apoyo escolar a los chicos. "Apoyamos de forma muy consciente la educación porque es la única posibilidad de progreso del niño, si estudian su vida de adultos puede ser muy diferente", expresó la mujer quien se siente orgullosa de que nueve jóvenes que pasaron por sus brazos ya estén en la universidad.

"Acá tratamos de que olviden su pasado y de hacerles comprender que la vida es hermosa. Que Dios nos ha brindado esta vida y que hay que vivirla. Hacemos que se sientan amparados por una familia y que sepan que de ahora en adelante nunca más estarán solos", manifestó con firmeza.

"Porque la vida no es sencilla para el que está solo; por eso yo insisto tanto en la fe, porque la vida es hermosa, pero hay que encontrarle la vuelta", añadió.

Fuente: losandes.com.ar