► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

sábado, 14 de mayo de 2011

Voluntariado que enriquece el corazón

Ver imagen en tamaño completoImprimirPor Patricio Suarez Area

(FUNDAMIND).- Hay muchas formas de trabajar que no buscan el lucro ni lo monetario, sino enriquecer el corazón y generar condiciones para una mejor calidad vida.
En nuestro país, millones de voluntarios, figuras del espectáculo, empresarios, profesionales y personas con voluntad solidaria desarrollan sus tareas en diferentes organizaciones de la sociedad civil, motivadas por la creación de un mundo más igualitario, pacífico y sensible.

Según el art. 3 de la Ley Nacional de Voluntariado “son voluntarios sociales las personas físicas que desarrollan, por su libre determinación, de un modo gratuito, altruista y solidario tareas de interés general en dichas organizaciones, sin recibir por ello remuneración, salario, ni contraprestación económica alguna.”
Muchos de los voluntarios y colaboradores, militando por estas causas, han encontrado justamente un sentido pleno a su vida y crecieron comos personas. Una de esas trabajadoras voluntarias es Ricarda, ayudante de cocina en FUNDAMIND. Vino de Bolivia en 1988 y, como tantos inmigrantes de países cercanos, sufrió la marginación.
“Me acerqué a Fundamind hace unos 9 años, estaba sin trabajo y empecé a participar en algunos de sus talleres. Después comencé a embolsar cosas que la fundación repartía entre gente con muchas necesidades y, finalmente, pasé de ser voluntaria a trabajar todos los días en el Centro Maternal”.
En esa organización trabajan un total de 40 personas, entre maestras, cocineras, psicólogas, psicopedagogas, nutricionistas, trabajadoras sociales, relacionistas públicas, periodistas y administradores. También hacen un importante aporte solidario, otras personas cuyo trabajo esta ligado al mundo del espectáculo o la moda, como Flavio Mendoza, Adriana Brodsky y Verónica de la Canal.
Para Mendoza, reconocido coreógrafo, bailarín y figura destacada del Bailando por un Sueño, ayudar a Fundamind es ´un sueño que nunca termina. El ayudar es constante. Uno tiene que ser humano y seguir ayudando. Si se te han dado cosas en la vida y podes ayudar a los demás, está buenísimo poder hacerlo. Estas cosas te movilizan y te hacen sentir mejor persona”.
En tanto para la actriz Adriana Brodsky, trabajar para dar mas difusión a las actividades de FUNDAMIND también es algo que sale del corazón. Según sus propias palabras: ´Es un honor ser la madrina de FUNDAMIND; que es una fundación para chicos con HIV. Yo creo que en esta vida, no podemos pasar sin ayudar a alguien. Podemos empezar por casa…. Tenemos la obligación de ayudar, no podemos dar vuelta la cara. Es tan lindo y te aseguro que uno crece…´
La directora de Programas Institucionales de Aportes de Gestión para el Tercer Sector, Sabrina Zylber, contó que su organización se encontró con una demanda sostenida de apoyo que afortunadamente muchos ejecutivos en actividad o retirados estuvieron encantados de satisfacer. Así el talento de gestión proveniente del sector privado con la pasión, la creatividad y el compromiso del tercer sector mancomunadamente incrementan los beneficios que obtienen aquellos que más los necesitan.
Este tipo de trabajo solidario en el sector social llega a representar el 3 % del Producto Interno Bruto, de acuerdo con una investigación del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES).

SOBRE FUNDAMIND

Es una organización sin fines de lucro, referente desde 1990 en Argentina y el resto de Latinoamérica y el Caribe, en la atención integral de chicos vulnerables ante la pobreza y el VIH. Este año fue reconocida por la Ciudad de Buenos Aires como Centro de Primera Infancia (CPI), en virtud de su compromiso diario con 60 chicos vulnerables de 2 y 3 años y sus familias. Su misión es que todos los niños, tengan oportunidades para: crecer sanos, recibir una adecuada alimentación, recreación y educación, y ser protegidos contra toda forma de violencia, abuso, explotación sexual y discriminación a causa del VIh y SIDA, ejecutando programas educativos, socio-comunitarios y de salud, en un marco de apoyo a sus derechos de niños.
Fuente: hacercomunidad.org