► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

lunes, 17 de octubre de 2011

Buscan aprovechar residuos forestales para generar energía eléctrica

Print Friendly and PDFJosé Goretta


Un proyecto de investigadores de la UNNE estudia la viabilidad de aprovechar los residuos agroforestales para la generación de energía mediante pequeñas centrales distribuidas en zonas productivas.
La intención es abastecer a los polos productivos y además aportar al sistema eléctrico estatal.
El estudio es llevado adelante por científicos del Grupo de Energía Renovables (GER) de la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura con el objetivo de aportar una solución a la problemática de la gran cantidad de acumulación de materiales residuales de la actividad agroforestal, y además como iniciativa de promoción de las energías alternativas.
Atento al progresivo crecimiento de la forestación y la industrialización de la madera en la región nordeste, y en particular en Corrientes, los investigadores de la UNNE, de larga tradición en el estudio de energías renovables, consideraron la posibilidad y necesidad de desarrollar una estrategia en línea con esta problemática.
Así surgió el proyecto para analizar los distintos tipos de residuos en polos agroforestales de la región y evaluarlos según sus características energéticas, y potencialidad de aprovechamiento.
“Queremos definir las propiedades del residuo forestal y estudiar las características tecnológicas generales como equipamiento térmico y eléctrico más adecuados según el volumen y tipo de residuo utilizado, a fin de proyectar centrales energéticas que autoabastezcan la demanda de las zonas productivas y además generen un excedente que sea incorporado para compensar las necesidades de la red eléctrica estatal” comentó el ingeniero Exequiel Pinto Ruiz, uno de los autores del proyecto.
Explicó que estas pequeñas centrales eléctricas funcionarían en lugares específicos cercanos a los polos productivos, generando energía e incorporándola a la red eléctrica provincial, con un potencial elevado de producción y con residuos en cantidad suficiente como para garantizar su funcionamiento.
En la etapa inicial, se determinará, mediante un estudio exhaustivo, las alternativas tecnológicas más eficientes que permitan el mejor aprovechamiento de los recursos forestales estudiados. Luego se recorrerán distintos tipos de emprendimientos agroforestales y, de acuerdo con los datos relevados en los polos productivos, se determinará un modelo matemático que permita calcular la disponibilidad de biomasa residual para generación.
Con estos datos se definirán varios escenarios que contemplen las condiciones extremas de funcionamiento de la red local de energía eléctrica y, según los resultados obtenidos en las simulaciones, se determinarán los puntos estratégicos que presenten mayor ventaja para la conexión de las pequeñas centrales eléctricas derivadas del aprovechamiento de la biomasa .
Una vez analizada la generación en los puntos definidos, se evaluará el impacto eléctrico producido por las pequeñas centrales en el sistema de distribución.
Por último, con la información resultante de los estudios eléctricos y, en base al modelo de central desarrollado, se efectuará el análisis económico-financiero para estimar rentabilidad, viabilidad, acceso a beneficios estatales, financiamiento y otras variables, así como el análisis de la legislación vigente.
“El objetivo no es sólo plasmar el proyecto en la faz de elaborar el modelo matemático o el diseño de prototipos de centrales, sino avanzar lo más posible como para que quienes apuesten por invertir en este tipo de energía alternativa puedan hacerlo sin muchas barreras.
La propuesta científica está sustentada en que en la actualidad, el 7% de la demanda mundial de energía primaria es satisfecha mediante el aprovechamiento de diversas fuentes renovables de energía. Entre éstas, la biomasa es una de las más utilizadas por los países desarrollados, además de la eólica, solar, hidráulica entre otras.
Perspectivas. Pinto Ruiz explicó que el aprovechamiento de los recursos de la biomasa vegetal cada vez adquiere mayor importancia por su potencial económico, ya que existen considerables volúmenes anuales de producción agroindustrial, cuyos subproductos poseen un elevado potencial energético aunque en muchas ocasiones se la desperdicia sin darle valor agregado alguno.
Considerando el potencial energético de estos residuos agroforestales, actualmente muchas empresas del sector agroindustrial encuentran en la biomasa un recurso valioso que les permite autoabastecerse de electricidad, calefacción, vapor y agua caliente, pudiendo inyectar en la red de distribución local el remanente de energía eléctrica generada.
Corrientes, según el Mapa de Potencial Biomásico Energético Argentino, registra un marcado superávit de biomasa residual para su eventual consumo en la generación eléctrica. “Están dadas las condiciones como para explotar la biomasa para generación energética, a lo que hay que sumar los otros beneficios directos de esta energía alternativa” destacó el investigador de la UNNE.
Sobre tales beneficios, detalló que se logra disminución de las emisiones de azufre, emisiones reducidas de contaminantes como dióxido de carbono, de hidrocarburos sin quemar, NOx (gases muy reactivos como el óxido nitrítico o dióxido de Nitrógeno) y Metano.
Se minimiza la contribución al efecto invernadero, se consigue reducción del mantenimiento y de los peligros derivados del escape de gases tóxicos y combustibles, como lo que se produce actualmente con las quemas o uso de la energía eléctrica convencional.
Además se logra reducción de riesgos de incendios forestales y presencia de plagas producto del aprovechamiento de residuos agrícolas, y la independencia de las fluctuaciones de los precios del mercado de los combustibles fósiles.
Marco Jurídico. Respecto a la cuestión legislativa, Pinto Ruiz explicó que en Argentina en el año 2006 se sancionó la ley N° 26.190 que declara de interés nacional la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables, y determina como objetivo con un horizonte de 10 años que el 8 por ciento del consumo eléctrico nacional provenga de fuentes de energía renovables.
En concordancia, la Constitución de la Provincia de Corrientes establece en su artículo 54 que el Estado Provincial estimula e impulsa la investigación y ejecución de proyectos fundados en planes y programas de desarrollo sustentable que incorporen fuentes de energía renovable no contaminantes o limpias, disminuyendo en lo posible la explotación de aquellos recursos no renovables.

Fuente: negocionea.com.ar