► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

martes, 30 de agosto de 2011

Andrés Oppenheimmer: “la educación lo es todo para garantizar el desarrollo de la región”

Print Friendly and PDFEl periodista Andrés Oppenheimer se encuentra en Chile presentado su último libro “Basta de historias”, un best seller en muchos países de América latina. Infolatam estuvo en esta presentación y pudo hablar con él.
Oppenheimer es Editor para América Latina, columnista del diario The Miami Herald y conductor del programa de televisión “Oppenheimer Presenta”. Es autor de otros best-sellers además de “¡Basta de Historias!”, como “Cuentos Chinos” y otros cuatro libros políticos y económicos internacionales. Su columna semanal, “El Informe Oppenheimer” es publicada regularmente en más de 60 periódicos de Estados Unidos, Europa y América Latina, incluyendo El País de España, La Nación de Argentina y Reforma de México.
En su nuevo libro Oppenheimer defiende una tesis clara y directa de cuál debe ser el camino de América latina para profundizar en la senda del desarrollo. Se trata de hacer lo que ya han hecho países como China, la India, Corea del Sur o Finlandia: invertir en educación, ”los crecimientos económico y educativo tienen que ir de la mano, como hicieron países como India o China”.
Defiende con vehemencia que “la educación, la calidad de la educación, es el gran tema del momento y debería estar en el centro de la agenda política y pública, como ocurre en estos momento en Chile…El tema no puede ser la historia. Los países deben mirar hacia el futuro no hacia el pasado: desenterrando a Simón Bolívar, en Ecuador a Eloy Alfaro o a Salvador Allende. Estamos obsesionados en la historia”
Oppenheimer nació en Buenos Aires e inició sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y en 1976 se mudó a Estados Unidos de América. En 1978 obtuvo su Maestría en Periodismo de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

“Los países que más éxito tuvieron en la reducción de la pobreza en las últimas décadas “no tienen nada que ver políticamente entre sí (China es una dictadura, India una democracia, Singapur un gobierno de derechas etc.), lo único que tienen en común es que están obsesionados por la educación…tienen una especie de paranoia constructiva. Ellos miran para delante y nosotros para atrás”.

”La educación es algo demasiado importante como para dejarla en manos de los gobiernos. Los políticos siempre van a preferir construir obras públicas, que pueden estar a la vista de todos antes de las elecciones, a invertir en mejoras educativas, que no producen resultados visibles sino hasta dentro de cinco, 10 o 20 años”.

Le preocupa hondamente la actual coyuntura económica pues considera que “los países latinoamericanos dependen excesivamente de las materias primas que aportan mucho menos que los productos tecnológicos. Los países más ricos del mundo no tienen materias primas, como Singapur…Cometemos un gran error si nos concentramos en el desarrollo económico. Estamos creciendo mucho pero no reducimos tanto la desigualdad. Crecemos sin mejorar la realidad educativa lo que condena a una gran parte de la población a no salir de su postración social”.

Destaca además que “hay que crear un cultura familiar de la educación, como hacen en Asia. No pedir al Estado todo en temas educativos, sino apostar porque la familia se involucre en la educación. En Asia todo el mundo familiar circula en torno a la educación. El 30% de lo que se ahorra va directo a la educación de sus hijos”.

Considera que la presión social debe terminar obligando a los gobiernos a invertir en educación pues “los gobiernos piensan en el corto plazo, cuatro años, y el tema educativo es de largo, a 20 años”.

Finalmente, una anécdota personal resume el mensaje que contiene su libro. La presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, le contó cuál era el secreto del éxito de su país y lo resumió en tres palabras: educación, educación, educación…es decir invertir en los maestros que deben tener un doctorado y son muy bien retribuidos”. Después de todo, “lo que va a hacer o deshacer el futuro de nuestros países es la educación”.

Fuente: infolatam.com