► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

martes, 6 de julio de 2010

(Perù) Cuota de género y participación política de las mujeres en América Latina

Escribe: Margarita Sucari Cari *

En gran parte del mundo actual y en América Latina en particular, se está dando dentro de la coyuntura de los procesos electorales, una tendencia cada vez mayor hacia el incremento del sistema de cuotas y/o de la paridad de género (tanto en elecciones nacionales, regionales como locales), con la finalidad de lograr una mayor participación política de la mujer como condición indispensable para el fortalecimiento de una democracia realmente inclusiva, más legítima y representativa.

Los partidos y organizaciones políticas deben tomar mayor conciencia y compromiso con la sociedad a fin de que ellos incluyan en los comicios electorales una mayor participación de la mujer en la vida política, respetando la igualdad de género con el acceso equitativo de mujeres y varones en los cargos del poder político, para poder así construir un sistema democrático pleno.
La participación política de la mujer en cargos de poder de decisión política, a través del sistema de cuotas, busca, como señalan los diversos informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe – CEPAL, construir la equidad entre los géneros para superar las brechas de desigualdad que afectan a las mujeres de la región, observada por ejemplo, en el acceso al empleo, la dificultad en el ascenso, desigualdad remunerativa, limitaciones en la educación rural, entre otros aspectos.

LA LEGISLACIÓN Y LA EDUCACIÓN

En América Latina, Argentina aprobó en 1991 la Ley de Cuotas estableciendo el 30% de candidaturas de representación para las mujeres. Después alrededor de diez países han incluido regulaciones legales sobre las cuotas, así tenemos a: Bolivia, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Panamá, Paraguay y Perú. Estos porcentajes oscilan entre el 20% que ha sido establecido en Ecuador y Paraguay y 40% por Costa Rica. En países como Brasil, Bolivia, Argentina, México, Panamá y Perú tienen una cuota de 30%.
Todo ello ha permitido un gran avance para lograr una mayor participación de las mujeres en política. Y es que sólo con leyes que reconozcan el derecho igualitario de hombre y mujer a ser candidatos, se puede revertir la desigualdad de género en una forma más rápida. De lo contrario tendrían que pasar según cálculos realizados por diferentes estudios, cincuenta años más para alcanzar la paridad, y la igualdad real en la sociedad.
La cuota de género alcanzada por las legislaciones de nuestros países es un indispensable paso hacia la consecución de la igualdad de género, pero sería insuficiente si no se dan los siguientes pasos, los que se deben encaminar a fortalecer a las organizaciones civiles y profesionales y sobre todo a los partidos políticos a fin de que ellos tomen conciencia al respecto, en las demás esferas del gobierno, en la cobertura de puestos públicos de importancia y otros. En este terreno, el factor educativo es indispensable preparar y capacitar a las mujeres para la formación de liderazgos femeninos políticos y sociales; así como, democratizar los partidos políticos para que pueda cumplir con responsabilidad y capacidad los cargos a los que acceda.

UNA CUESTIÓN DE VOLUNTADES

En el Perú durante los últimos procesos electorales en los que se aplicó el 30% de la cuota, en la mayoría de casos, las ubicaciones que se asignaron a las mujeres fueron de la mitad de la lista hacia abajo. En muy pocos casos, el porcentaje de candidatas fue mayor a este 30%, lo que evidencia la poca voluntad política de lograr un sistema de equidad de género en donde se tengan idénticos derechos. Por lo que otra medida complementaria podría ser elevar la actual cuota de género y alcanzar el 50%, buscando así asegurar que la mujer esté presente en el desarrollo del país participando activamente en las listas de candidaturas políticas a todo nivel.
Dada esta situación y reconociendo a nivel de la Comunidad internacional que la falta de participación de las mujeres afecta y debilita la democracia y la vigencia de los derechos humanos de las mujeres, es por ello que como países, debemos adoptar acciones inmediatas y positivas para revertir esta situación y tener una mayor participación de la mujer en la política a fin de afianzar la democracia en América Latina, porque al hacerlo, estaremos afianzando el desarrollo de nuestros pueblos.

(*) Presidenta de la Mesa de Mujeres Parlamentarias

Fuente: losandes.com.pe