► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

sábado, 30 de mayo de 2015

Órganos: donar y donar

Resultado de imagen para donacion de organosPrint Friendly and PDFEn el Día de la Donación de Órganos, el desafío es construir una cultura activa que eleve el número de personas dispuestas a ayudar dando vida.


 No es sencillo llevar la cuenta de cuántas veces desde estas páginas abordamos este tema, si hasta asumimos que es probable que la lectura se interrumpa pronto. No queda mucho nuevo por decir y justamente en eso radica la enorme responsabilidad que los medios tenemos para evitar que decaigan las acciones dirigidas a sembrar conciencia sobre la importancia de una cultura de donación activa de órganos.

Una vez más, elegimos asignar este espacio para instar a la acción. Desde 1998, cada 30 de Mayo se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. La fecha recuerda el día en que nació el hijo de la primera paciente trasplantada de hígado en la Argentina, en el Hospital Argerich, un centro de salud público. Bien vale la celebración en tanto refuerza la convicción de que, afortunadamente, es posible vivir y dar vida después de un trasplante. Pero es también un llamado al compromiso personal.
El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (www.Incucai.gov.ar) reporta diariamente la situación en nuestro país. Hoy casi 8000 personas dependen de un órgano o tejido para vivir o mejorar su calidad de vida. Cada cinco horas, un trasplante tiene lugar, pero apenas 233 personas fallecidas han sido donantes en lo que va del año. Casi el 70% de los casos se resuelven en el ámbito privado y sería deseable aumentar la práctica en el ámbito público, haciéndola más accesible para todos. Estadísticas que lejos de ser números nos hablan de vidas, pero que encierran también muchas pérdidas que podrían haberse resuelto de manera diferente si hubiera mayor adhesión a la donación de órganos.
Este año, el eje de la comunicación está en la educación y se difundirá por las redes sociales acompañándolas con hashtags como #YoEducoPorLaDonación, #SoyDonante. Estudiantes, docentes y familias de todo el país están invitados a sumarse realizando actividades en el aula y compartiendo mensajes positivos con la comunidad sobre la donación y el trasplante de órganos, tejidos y células. Es importante que las nuevas generaciones crezcan en una nueva cultura en la que lo natural sea donar. En la que un familiar sumido en el dolor de una pérdida, lejos de oponerse muchas veces a una voluntad expresada en vida, encuentre en la donación de los órganos de la persona fallecida una cuota de consuelo y alivio al encender en otro una esperanza.
Debemos dejar atrás los prejuicios, temores y falsedades que se encienden con un tema tan vital como urgente. Cómo explicar si no que estudios recientes reflejen una creciente concientización, hasta tal punto que el 81% de los argentinos dice estar a favor de la donación de órganos para trasplantes, pero que seis de cada diez aún no se hayan registrado debidamente autorizando la donación después de morir. Donantes vivos o donantes cadavéricos, que las palabras no nos asusten. Que podamos revertir la llamada "fuga de muertos", esto es, la pérdida de órganos que no llegan a quienes los necesitan, por desinformación, falta de adecuado asesoramiento en las instituciones sanitarias o simple oposición familiar. Aprendamos a reconocer la vida que puede latir detrás de una partida prevista o imprevista, y asumamos que nadie mejor que cada uno de nosotros para tomar la decisión trascendente de engrosar la lista de donantes renovando o brindando por primera vez hoy mismo nuestro consentimiento expreso (www.sintra.incucai.gov.ar/donarweb) y haciéndolo saber a nuestros seres queridos. Es que, en la práctica, ni la ley del donante presunto permite pasar por encima de un "no" de la familia y por eso resulta fundamental la expresión fehaciente de la propia voluntad.
Lucas Lemlich tiene apenas ocho años y su vida depende de encontrar un donante compatible de médula ósea (#MedulaParaLucas). Una simple extracción de sangre abre el camino a la búsqueda de compatibilidades. No debe caerse en el error frecuente de confundir médula ósea con médula espinal. Siendo tan sencillo el procedimiento, cuesta entender que no haya mayor número de donantes.
Nos emocionamos ante pedidos desgarradores que a lo largo del tiempo nos acercan diferentes personas, todas hermanadas por una necesidad compartida que no puede resolverse sin la generosidad activa de otros. Que el sentimiento motorice nuestra acción. Donar vida es cambiar el curso de historias propias y ajenas.