► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

viernes, 29 de mayo de 2015

Donación de médula ósea: medicina sin fronteras

Resultado de imagen para donacion de medula oseaPrint Friendly and PDFPor María Copani

Solidaridad
Con una simple extracción de sangre, es posible inscribirse en un Registro y donar vida en vida. De qué se trata y cómo funciona. Testimonios.

Los pedidos de donación de médula ósea suelen viralizarse periódicamente en medios de comunicación y redes sociales ante un riesgo de vida. La posibilidad de ser donante vivo está siempre latente en el espíritu solidario de la sociedad.En primer término, vale la pena reiterar que la médula ósea no es la médula espinal sino células madres, para despejar un viejo equívoco. Su nombre correcto: células progenitoras hematopoyéticas (CPH). El donante potencial puede inscribirse en un registro mediante la simple toma de una muestra de sangre.
Esta inscripción instala un hábito saludable y, en este caso, imprescindible: anticiparse a la emergencia. Así como sucede con la donación habitual y reiterada de sangre, la inscripción en el Registro Nacional de Donantes de CPH (conocidas popularmente como médula ósea) aliviaría los pedidos desesperados ante un riesgo inminente de vida.

El Registro Nacional de Donantes de CPH del Incucai inscribe a quienes deseen ponerse a disposición para eventuales búsquedas de compatibilidad. Luego su base informatizada se integra a una internacional.

"Dentro del grupo familiar, los hermanos son los mejores donantes para un paciente que necesita un trasplante de CPH. Sin embargo, sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible. Para que sea viable la ejecución de un trasplante no emparentado, se recurre a los registros internacionales de donantes voluntarios", explican desde el Incucai.
Testimonio de una receptora

Ese fue el caso de Mirtha Lilian Valente, quien recibió el trasplante a partir de un diagnóstico de Leucemia Mieloblástica Aguda de mal pronóstico en septiembre de 2007, con un donante extranjero.

"Tengo una sola hermana y no era todo lo compatible que se necesitaba. Mi médico se dirigió entonces al banco de donantes del Incucai. De allí surgieron 48 donantes posibles con diversos grados de compatibilidad. El que tenía 10 antigenos compatibles no fue ubicado. El segundo tenía 9 antígenos idénticos conmigo, lo contactaron, era de Atlanta, Georgia (EE.UU.), y aceptó", explica al Suplemento Buena Vida.

"Yo miro atrás y no puedo creer lo que viví, y agradezco todos los días. Ahora puedo jugar y revolcarme con mi nieto, al que en el momento del transplante no podía alzar. Hago mi vida normal. Mientras estaba enferma y me recuperé, me recibí de Licenciada en Gestión de Arte, cosmetóloga y cosmiatra, y de eso trabajo."

Está en contacto por e-mail con su donante y puso una foto de él en su facebook. La emociona una grata coincidencia: "Tiene una nena que se llama Lilian -mi segundo nombre- y que cumple años el mismo día que yo. No le pusieron el nombre por mí: nació antes del transplante."

Habla un donante

Javier Flores trabaja en el museo del cine y restaura obras de madera. Se inscribió en el Hospital de Clínicas en 2008 y donó en marzo de 2012 para un paciente de 18 años de Córdoba. Anteriormente había sido preseleccionado para un paciente de Inglaterra.
 
"Cuando fui a donar sangre para un amigo, en el Hospital de Clínicas, hace varios años, luego de la extracción, me invitaron a asesorarme sobre la existencia del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas", cuenta Javier . De inmediato decidió inscribirse y siempre estuvo dispuesto a donar. 

"La responsabilidad de ayudar a alguien con el que se tiene una compatibilidad sanguínea única en algún lugar de este mundo es muy fuerte. Y la satisfacción de haber hecho lo que correspondía es sumamente gratificante. Respecto al proceso, uno está contenido en todo momento. Todo el personal interviniente, desde los administrativos hasta los profesionales de la salud, fueron cálidos y atentos. Ninguna de las etapas fue cruenta ni dolorosa", agrega.

Solidaridad internacional

Otra fabulosa fuente de recursos para la donación son los Bancos deUnidades de Sangre de Cordón Umbilical y Placenta (USCUP). "Se necesitan millones de donantes para cubrir todas las variables genéticas, que dependen a su vez de las etnias presentes en el mundo entero. Ante esta dificultad se crearon en el mundo los Registros de Donantes y los Bancos de sangre de cordón umbilical y placenta (USCUP). En la actualidad la mayoría de ellos se nuclean en una red denominada Bone Marrow Donor Worlwide (BMDW), que a la fecha tiene más de 22.400.000 donantes y más de 605.000 USCUP", explica el Dr. Gustavo Piccinelli, Director del Registro Nacional de Donantes de CPH.
El doctor Piccinelli enumera las patologías más frecuentes que tiene indicación de trasplante de CPH:
 
Enfermedades adquiridas:
- Leucemias agudas: Leucemia Linfática aguda, Leucemia Mieloide aguda
- Leucemia mielode crónica
- Aplasia medular severa
- Linfomas Hodgkin
- Mieloma Múltiple
- Histocitosis
- Amiloidosis
- Síndromes mielodisplásicos
 
Enfermedades congénitas:
- Inmunodeficiencia congénita combinada
- Anemia de Fanconi
- Talasemia mayor

Las cifras y los recursos
El Registro Nacional de Donantes de CPH, en menos de once años de existencia (se cumplirán en abril), exhibe las siguientes cifras:
- Se hicieron más de 520 trasplantes de CPH con donantes no emparentados y unidades de sangre de cordón umbilical.
- Se inscribieron más de 70.000 donantes de CPH en los 58 Centros de Donantes que posee este Registro en el país.
- Se incorporaron más de 35.500 donantes argentinos a la red internacional.
Para registrarse como donante de médula, se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Hay que dirigirse al Centro de Donantes más cercano y donar una unidad de sangre para realizar el análisis de su código genético, que serán ingresados a la base informatizada del registro.

Además, luego de un parto, se puede donar la sangre del cordón umbilical, que es particularmente rica en CPH. Para ello hay que contactarse con el Banco de Cordón Umbilical que funciona en el Hospital Garrahan: (011) 4308-4300 int 1731 (Servicio de Hemoterapia) o por e-mail a bscu@garrahan.gov.ar .
Más información sobre la donación de sangre de cordón umbilical:www.garrahan.gov.ar/nosotrosdonamos/bscu.php. Sobre donación de médula ósea: Registro Nacional de Donantes de CPH.
Fuente: clarin.com