► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

domingo, 11 de diciembre de 2011

Unos 240 mil mendocinos ejercen como voluntarios

Print Friendly and PDFVerónica De Vita

Esa es la cifra estimada, según una encuesta a nivel nacional. En los últimos meses, la organización local Voluntarios en Red pasó de tener mil a seis mil adherentes.

Con sólo dedicar unas horas por semana a ayudar a otros se pueden cambiar vidas... y la propia.


Así lo entienden los más de 240 mil voluntarios que se estima hay en Mendoza, quienes ofrecen parte de su tiempo para trabajar en actividades tan diversas como asesoramiento profesional, atención de enfermos, comedores, uniones vecinales u organización de actividades para chicos en condición de vulnerabilidad.

El conocimiento público de este tipo de actitudes altruistas apunta a una especie de efecto contagio, por lo cual desde 1985 se celebra cada 5 de diciembre el Día Internacional del Voluntariado, ocasión que además permite reconocer oficialmente la labor de todas aquellas personas que contribuyen desinteresadamente a la mejora de su entorno.

Y las potencialidades no son pocas ya que si bien se estima que 14% de los argentinos es voluntario, 30 por ciento no lo es pero estaría interesado, según una encuesta realizada en 2007 por TNS Gallup, sobre una muestra de mayores de 18 años, de los cuales además 73% se siente solidario.

La inclinación a colaborar está relacionada con las condiciones socioeconómicas. En Argentina, tuvo un aumento importante durante la crisis de 2001 pero luego se observó un retroceso que la dejó ubicada en el puesto 46 (de la mitad hacia abajo) en un ranking de 69 países.

En promedio, 3 de cada 10 personas son voluntarias mientras que lo son 1,5 de los argentinos. La experiencia en la provincia muestra una perspectiva alentadora: Voluntarios en Red, una organización de novedosa estructura surgida en 1995 tenía hasta mayo mil adherentes y en unos pocos meses ha logrado llegar a 6 mil, en parte gracias a la publicación de una nota en Los Andes que le dio visibilidad.

"La intención es ofrecer respaldo, favorecer la organización y propiciar el desarrollo de estrategias según las necesidades detectadas en el ámbito donde se desempeñan las organizaciones", detalla Hugo Fiorens, fundador de la red, quien además hace hincapié en el cambio de vida propia que conlleva.

"La acción cotidiana nos da ejemplos de personas que al ejercer el voluntariado, cambian su estilo de vivir la vida, de ver realidades, de mejorar o potenciar su participación ciudadana", asegura y consideró que la acción voluntaria no sólo transforma la realidad de quien recibe la ayuda sino que implica una transformación mutua, el descubrimiento de nuevas capacidades y un cambio de prioridades.

En este sentido, la encuesta de Gallup concluye que 63 por ciento de los voluntarios percibe un cambio en su vida mientras que 91 por ciento declaró estar satisfecho con las actividades que realiza.

El perfil preponderante del voluntario argentino aumenta con el nivel educativo y socioeconómico, en los segmentos etarios de 35 a 64 años y es levemente más frecuente en Buenos Aires. Es interesante resaltar que es más frecuente entre los que trabajan (17%) que los que no lo hacen (12%), señala el informe de Gallup; mientras que 58 por ciento se dedica a ello al menos una vez por semana.

Asimismo, no existe una relación entre el nivel de desarrollo de un país y su tasa de voluntarios; un incremento en el ingreso familiar conlleva un incremento en este tipo de tareas a nivel global. En general, aquellos que más tienen tienden a tratar de "dar" más. Lo llamativo es que América Latina es una de las dos regiones donde no se da este rasgo común.

Fuente: losandes.com.ar