► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

lunes, 19 de septiembre de 2011

Adiós sistema capitalista, ¡bienvenida democracia participativa!

Print Friendly and PDFDurante los días 8,9 y 10 de septiembre se ha celebrado en Barcelona el Congreso Fundacional de la Red Europea de Promoción de la Economía Social y Solidaria: RIPESS Europa. Organizado por la Red de Economía Solidaria de Catalunya (XES), y en la que SETEM participa activamente, ha reunido a más de 150 representantes de la Economía Social y Solidaria.
Durante estos días los participantes en el Congreso han insistido en la necesidad de sustituir el actual sistema patriarcal-capitalista, ya senil, por otro más justo, democrático y sostenible. Se propone un nuevo modelo que consiste en una democracia participativa. Política, economía y cultura son los ámbitos clave para cualquier transformación social en la medida en que están completamente interrelacionados. “Una democracia participativa se caracteriza por la implicación del máximo número de ciudadanía posible en los procesos de deliberación, negociación y decisión que se registran en los principales ámbitos o sedes de poder: la esfera estatal, la economía, las asociaciones, la cultura y los medios de comunicación “, afirman.
Para alcanzar el nuevo modelo deberá caminar sobre dos piernas: la pierna constructiva, consistente en crear instituciones alternativas paralelas que autogestionen sobre los nuevos valores cada vez más ámbitos de la propia vida, y la pierna reivindicativa, es decir, la lucha, mediante la acción directa no violenta, para conseguir que los gobiernos hagan las reformas estructurales necesarias que nos acerquen a la nueva sociedad “, afirmaron los participantes.
En cuanto a las finanzas éticas han declarado que “la crisis económica actual no habría sido posible sin la participación de la mayoría de entidades financieras, que lejos de advertirnos de los riesgos asumidos nos han animado a jugar. Necesitamos entidades financieras diferentes para crear una economía diferente “.
“Las finanzas éticas”, dicen, “vuelven a dar sentido a la intermediación financiera dirigiendo nuestros ahorros hacia la financiación de las necesidades más cercanas como son la cooperativa de productores de agricultura ecológica de nuestra región; la empresa de inserción sociolaboral que da una salida a nuestros vecinos o la asociación cultural del barrio que nos ayuda a pensar de manera diversa con sus propuestas.
Transparencia, gestión democrática y participativa, propiedad colectiva, concepción diversa del ánimo de lucro y orientación de la financiación según una política ética, son las principales características de una propuesta necesaria para la transformación de nuestra sociedad".
En cuanto al consumo han defendido la práctica de un consumo crítico y responsable: “la sociedad de consumo en que vivimos se basa en la producción en masa. Y, producir en masa es más rentable que hacerlo de forma artesanal, pero” advierten, “necesita, por un lado, de grandes cantidades de recursos naturales y materias primas muy por encima de las posibilidades del planeta, y de otra parte, garantizar el consumo de masa mediante el marketing, la publicidad y las estrategias de comercialización, que son piezas clave de la sociedad de consumo. Sabemos que las consecuencias son fatales para el planeta y las generaciones futuras, y que genera grandes desigualdades sociales, pero el sistema tiene mucho cuidado de ocultar y tergiversar estos efectos perversos. Con pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo, aplicando el espíritu crítico, la responsabilidad social y la conciencia ecológica, podemos conseguir grandes cambios”.
Los representantes europeos reunidos en Barcelona para fundar la Red Europea de Promoción de la Economía Social y Solidaria: RIPESS en Europa, son conscientes de que este es el momento de cambiar la manera de entender la economía a nivel mundial. “Una economía que tenga en cuenta el beneficio de la sociedad en general y no el de unos cuantos en detrimento de la mayoría”.

Fuente: setem.org