► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

lunes, 22 de agosto de 2011

Crece la desigualdad educativa y hay alarma

Print Friendly and PDFUna nueva luz de alarma se encendió en torno al nivel de la educación en la Argentina, donde las brechas entre alumnos de las escuelas privadas y públicas son cada vez mayores.


Según un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) -basado en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (PISA 2009)-, las inequidades salieron a la luz luego de que se realizara un test a estudiantes de distintos establecimientos. En el estudio, los alumnos de escuelas privadas obtuvieron 453 puntos, mientras que los que asisten a escuelas públicas obtuvieron 367 puntos. Esto último marcó una diferencia del 23%, que incrementa aún más las desigualdades en relación a la calidad de la educación local.

El trabajo de Idesa también dejó en claro que “esta desigualdad educativa duplicó a la de Chile, sólo que el problema y sus consecuencias se ocultan detrás de un ingreso masificado e irrestricto a la Universidad”.

En este sentido, el país transandino, que vive una crisis política por las manifestaciones estudiantiles, presentó una brecha del 11%, donde los desempeños y la calidad del alumnado en el sistema educativo chileno, si se tienen en cuenta los resultados de este estudio, serían visiblemente mejores que los experimentados en Argentina. Así también, en el documento se explicita que “en Chile se aplican exámenes nacionales para medir los logros educativos de los alumnos, pago por desempeño a los docentes y examen de ingreso a la universidad”, mientras que en nuestro país “las reglas premian la mediocridad y desalientan el esfuerzo”.

La educación, en crisis

Cabe destacar que el resultado del informe no hace más que ratificar el desinterés del Gobierno nacional por la educación pública que, con el correr de los años, se fue incrementando. Un claro ejemplo del deterioro del sistema educativo es que, hace sólo algunas décadas, las familias de prácticamente todas las clases sociales enviaban a sus hijos a establecimientos públicos. Incluso, el Estado tuvo que empezar a subvencionar a los colegios privados, especialmente a los establecimientos religiosos, dado que no estaban en condiciones de competir con la escuela pública. La realidad actual es muy diferente. Sin ir más lejos, un informe elevado en diciembre del año pasado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) concluye que en el período comprendido entre los años 2000 y 2009, con mayoría de gobierno kirchnerista, el país cayó 20 puntos en relación a la comprensión de lectura, las matemáticas y las ciencias. El estudio -realizado en su momento en 65 países- dejó a la Argentina en el puesto 58, apenas por encima de Panamá y Perú, y fue duramente cuestionado por el ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien había explicado que las pruebas realizadas fueron concebidas “para una realidad que no es la nuestra”.

Fuente: diariohoy.net