► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

domingo, 5 de junio de 2011

Hay poca conciencia sobre los residuos tecnológicos

ImprimirLos argentinos, más preocupados por economizar energía y agua. Es un tema que preocupa a casi todos los argentinos y, según confirman los datos de un estudio privado, la inquietud no es sólo de la boca para afuera.
De acuerdo con los últimos resultados del Green Study 2011, realizado por TNS Argentina sobre un universo de 1010 casos entre la población adulta de todo el país, ocho de cada diez argentinos declaran estar muy o bastante preocupados por el ambiente y más de la mitad declara economizar energía y agua para cuidarlo.
Sin embargo, a diferencia de otros años, la información sobre residuos tecnológicos ocupó un lugar de relevancia y seis de cada diez argentinos (en México el porcentaje es del 80 por ciento) hoy son conscientes de los daños que causa el mal manejo de esos desechos. Son los mas jóvenes y de mayor nivel socioeconómico quienes se muestran más concientizados acerca de esta problemática. Sin embargo, aún el 44% de los argentinos declara tirar las pilas como basura regular, y sólo el 20% lo hace en contenedores específicos. Con respecto a los aparatos electrónicos duraderos como PC y laptops, televisores y grandes electrodomésticos, la mayoría opta por vender o donarlos cuando dejan de funcionar, y son muy bajos los porcentajes de argentinos que desechan este tipo de productos en contenedores especialmente diseñados para ello.
Para reducir la contaminación por desechos tecnológicos, tres de cada diez entrevistados cree que la educación es el mejor camino. Dos de cada diez insisten en que es necesario exigir a las empresas productoras de instrumentos electrónicos que desarrollen programas de reciclado y casi el mismo número opina que la solución es colocar en las calles contenedores y cestos de basura exclusivamente para estos aparatos.
En coincidencia casi absoluta, nueve de cada diez argentinos opinan que es muy o bastante importante que las empresas tengan políticas de cuidado del ambiente, tendencia que se mantiene desde 2006. Mientras que siete de cada diez argentinos indican que las empresas, la población y el Gobierno hacen demasiado poco para protegerlo.

Hábitos hogareños

En cuanto a los hábitos hogareños, si bien más de la mitad declara economizar energía y agua para cuidar el ambiente, sólo dos de cada diez mencionan clasificar y separar la basura en el hogar y comprar productos biodegradables.
El calentamiento global es el problema que recibe mayor cantidad de menciones, con un 35%, aunque con un marcado crecimiento en la franja etaria entre 18 y 34 años. En segundo lugar está la basura, un tema que incide con mayor fuerza entre los adultos de más de 65 años. La contaminación del agua y la pérdida de la capa de ozono ubican el tercer y cuarto puesto, respectivamente.

Las mujeres y las compras "verdes"

Ser ecológico tiene sus réditos. Según el estudio de TNS Argentina, 5 de cada 10 argentinos opinan que el hecho de que una empresa tenga una política ambiental influye mucho o bastante en el momento de decidir qué producto comprar o qué servicio contratar. Dentro de este grupo, las mujeres son las que se mostraron más sensibles y propensas a apoyar, con su compra, a las compañías que se preocupan por cuidar el ambiente. Y, de ellas, las que más lo tienen en cuenta son las que viven en Capital y tienen un nivel socioeconómico más alto.

Fuente: lanacion.com.ar