► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

miércoles, 15 de junio de 2011

Feria de la Cooperación 2011

Print Friendly and PDF

La economía social agita en el oeste

Más de 150 cooperativas de trabajo, emprendimientos autogestionados metropolitanos y de otras provincias, e incluso entidades del Mercosur, muestran en Morón la dimensión de la economía solidaria.
“Cuando arrancamos con este proyecto, nos decían que no era muy viable. Hoy vemos la cantidad de cooperativas que hay, muchas con los mismos problemas que nosotros, pero acá nos relacionamos, nos encontramos y esto nos da muchas más ganas de seguir”, contó Yolanda, una de las diez jóvenes que está dando sus primeros pasos en el mundo de las empresas recuperadas después de tomar la decisión de autogestionar la fábrica de vajillas Cerámica Blanca, de Tandil.
Como otras asociadas a la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra), se hizo presente en la Cuarta Feria de la Cooperación organizada por el Municipio de Morón. La Plaza San Martín de este partido del oeste del conurbano se colmó desde el jueves con 155 puestos de emprendimientos autogestivos locales, de distintas provincias, redes de economía solidaria de Brasil, Paraguay y Uruguay, y de las comunidades española e italiana. También tuvo su lugar el Municipio de Rosario.
“La Federación estuvo en varias ferias, no solamente en Argentina, y cuando uno vive carnalmente estos espacios se da cuenta de que la economía social y solidaria es mucho más fuerte de lo que se cree. Por la magnitud, por la estructura y por la cantidad de participantes creo que ésta es una de las más importantes no sólo de Argentina sino de Latinoamérica”, sostuvo Fabián Silveira, desde el stand de la Fecootra.
Cerquita, se encontraban otras experiencias emblemáticas de la autogestión, como el Hotel Bauen y, en el rubro de la comunicación, la FM En Tránsito, que muestra desde hace 25 años la realidad social, política y cultural de la zona oeste. Es, además, una de las 20 entidades asociativas que integra el Consejo de Economía Social y Solidaria de Morón.
“Está buenísimo ver que el movimiento crece y que cada vez la plaza nos queda más chiquita”, se entusiasmó Romina, una de las portavoces de la cooperativa de comunicación. Sobre la dinámica del Consejo, contó a Ansol que “es un espacio de encuentro e intercambio de experiencias pero también de discusión al momento de pensar las políticas públicas que las organizaciones de la economía social vamos a demandar al Estado o a otros actores”.
“Sabor a economía solidaria”
La Feria también mostró la realidad que existe a varios kilómetros del área metropolitana. “En nuestro pueblo no hay prácticamente fuentes de trabajo, casi todos están en el empleo público. Nosotros éramos un grupo de seis desocupados que, en 2005, comenzamos a hacer producción textil y hoy podemos dar trabajo a la mayoría de las modistas y gente que cose a máquina en el pueblo”, relató Norma Ríos, tesorera de la cooperativa Tigre, de Formosa.
El pueblo al que se refiere es Pozo del Tigre, habitado por unas 6 mil personas, a 260 kilómetros de la ciudad de Formosa. Fue arrasado por un tornado en octubre y el emprendimiento, que nuclea ahora a más veinte personas, “puso en práctica el séptimo principio cooperativo y ayudó a construir, en articulación con el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), 19 viviendas para vecinos que se habían quedado sin nada”.
“Estamos muy contentos en Morón porque vemos una movida muy fuerte. Acá se ve que los compañeros emprendedores tienen el apoyo de la intendencia, se nota, se ve y se siente el sabor a economía solidaria. Nosotros no tenemos esa suerte en nuestra provincia, que además es muy pobre y lo mínimo que tiene que tener son muchas cooperativas de trabajo.”
La oportunidad de poder mostrarse ante miles de visitantes también fue recalcada por Patricia, una de las asociadas a la Cooperativa La Brava, de Jujuy. Se trata de una empresa recuperada por trabajadores mineros en 2004, con ayuda del MTL, y que produce briquetas de carbón “ideales para cocinar y calefaccionar, porque son totalmente naturales, sin ningún tipo de químico”.
Para ampliar el mercado, lo mejor es buscarlos en los espacios de economía solidaria, apunta. “Muchas cadenas de distribución en supermercados obligan a agregarle un 20 ó 30 por ciento, y nuestra intención no es hacernos ricos sino hacer algo bueno, que a la gente le sirva y que a nosotros nos alcance para vivir haciendo lo que nos gusta.”
Al otro lado de la frontera nacional, las artesanas paraguayas tienen problemas semejantes. “Es difícil competir con los productos chinos o de otros países y hacer que la gente compre lo que nosotros hacemos. La única manera es tratar de ser parte de una economía solidaria”, señaló Evelyn Romero, coordinadora de Estación A, una organización asociativa que integra a más de 200 artesanos autóctonos del Paraguay y trata de darle salida a sus producciones, “incluso buscando espacios en Europa”.
Paneles
“Lejos de donde deberíamos llegar pero con avances significativos”, definió el presidente de Fuerza Solidaria, Daniel Arroyo, la ubicación de la Economía Social y Solidaria hoy en nuestro país. Fue durante el panel sobre el rol del Estado en la promoción del sector, desarrollado en el Salón Mariano Moreno del Palacio Municipal, el sábado por la tarde.
El ex ministro de Desarrollo Humano bonaerense compartió la mesa con el coordinador de la Comisión Nacional de Microcrédito, Alberto Gandulfo, y el presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller.
En el mismo salón se realizan durante el domingo, en el marco de la Feria, diferentes charlas sobre experiencias cooperativas, como la de Pozo del Tigre, y de empresas recuperadas, representadas por federación como Fecootraun y Facta.
Agencia de noticias ANSOL

Fuente: centrocultural.coop