► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

jueves, 2 de junio de 2011

Día del Bombero (en Argentina)

ImprimirEl 2 de junio se conmemora en todo el país “El Día del Bombero Voluntario”. La fecha recuerda a manera de referencia la creación del primer Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, iniciativa llevada adelante por un inmigrante italiano: Tomás Alberti en 1884 creando el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la Boca.
El 2 de junio de 1884 fue domingo, y ese día –luego de una asamblea de vecinos- quedó fundada la Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca, primera entidad de su tipo en el país. El primer edificio que cumpliría las funciones de cuartel se ubicó en la calle Necochea, entre Lamadrid y la Avenida Pedro de Mendoza. En cuyo frente se colocó un cartel que decía: “Volere e Potere” que en genovés significa “Querer es poder”, toda una expresión que bien refleja el espíritu solidario de los voluntarios. Luego, la idea de contar con un servicio de esas características se fue derramando por todas las ciudades del país y en la actualidad se tiene más de 700 Cuerpos de Bomberos Voluntarios, constituidos por más de 40 mil hombres y mujeres que donan su tiempo, talento al servicio de los demás, la mayoría de las veces arriesgando lo más preciado: la vida. En Gualeguaychú, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios fue creado el 15 de noviembre de 1966 y fue el primero que se creó en la provincia y a nivel nacional está entre los primeros trece cuarteles por su alta calidad en materia de equipamiento y capacitación. Inicialmente funcionó en calle Pellegrini, entre Bolívar y San Martín, y luego se mudó a su actual Cuartel de calle Maipú. En este día especial es oportuno detenerse en el concepto de “Voluntario”, puesto que implica asumir una función de primer orden colectivo pero ad honorem y simultáneamente ejercer estrictas normas profesionales, que además requieren una constante capacitación y modernización. Los bomberos son los vecinos de la propia comunidad, que ganan sus sustentos diarios desarrollando otras actividades pero no renuncian a su ideal de servir al prójimo. Su existencia es clave para la organización de una sociedad y son uno de los brazos más fuertes de la Defensa Civil porque están capacitados para atender emergencias, incendios de todo tipo, derrames de sustancias peligrosas, rescates en altura y en profundidad como así también ofrecer asistencia a heridos, traslado de pacientes y diversos rescates en accidentes de toda naturaleza. El Cuartel de Bomberos Voluntarios de Gualeguaychú es un ejemplo a nivel provincial, regional y nacional, y todos los días demuestran la dedicación en la tarea que realizan y el desinterés que tiene su accionar. Estar siempre preparados para atender cualquier clase de siniestros implica una organización y una disciplina que es digna de elogio. Por eso es imposible pensar la sociedad sin ese servicio y se torna imprescindible el permanente agradecimiento a estos servidores públicos. Está claro que los Bomberos Voluntarios funcionan como asociaciones civiles sin fin de lucro, sostenidas por contribuciones de los propios vecinos complementados a veces por subsidios gubernamentales y diversas donaciones. Los bomberos voluntarios son un ejemplo de compromiso con el semejante. Ellos ponen lo mejor de sí cada vez que la sirena los llama al deber, que en este aniversario la comunidad redoble su compromiso para estar también siempre al lado de sus Bomberos Voluntarios.

Fuente: hacercomunidad.org