► Bienvenido a nuestro sitio web, esperemos te guste y nos visites recurrentemente ◄
La pàgina se està cargando...

miércoles, 30 de junio de 2010

(Argentina) La lucha contra la exclusión social

El elevado nivel de pobreza que se registra en nuestra sociedad exige la implementación de políticas sociales que logren revertir la exclusión y la marginación. Para que estas intervenciones sean eficaces se requiere eliminar el clientelismo político.

Si bien la llamada Asignación Universal por Hijo ha sido un avance, lo cierto es que esta medida no beneficia a todos los menores carenciados, quedando afuera aquellos chicos cuyos padres están excluidos del mercado de trabajo formal. Un estudio técnico señala que serían más de 2,8 millones de menores con necesidades los que carecen de ayuda, porque no aparecen en las bases de datos gubernamentales. A su vez, la ayuda por hijo varía de $ 91 a $ 180, lo cual lleva a que por los menores se abonen sumas diferentes. Un primer paso imprescindible, entonces, es hacer realmente universal el sistema, brindado un monto de ayuda adecuado.
Por otro lado, es urgente implementar medidas de atención para el universo de adolescentes que no estudian ni trabajan. Este segmento de jóvenes de entre 16 a 24 años rondaría entre el medio millón y las 900 mil personas, y padece un cuadro que compromete severamente su propio futuro y el de la sociedad en su conjunto.
Además, es necesario trazar metas y estrategias de reducción de la pobreza y la inequidad. En nuestra región, Brasil está mostrando los logros de un camino basado en políticas de Estado que le han dado buenos resultados en materia económica y también han permitido una dinámica de ascenso de las clases más pobres. Argentina podría seguir un camino similar, aunando políticas sociales adecuadas para luchas contra la exclusión social con marcos económicos racionales, que permitan el desarrollo productivo y la inclusión social.
Por fin, resulta imprescindible que se alcance un consenso político contra el uso partidario de las ayudas sociales. Para este propósito, se requiere la mayor transparencia y participación plural en el manejo de los diversos planes sociales.
El elevado nivel de pobreza existente requiere políticas más profundas y con transparencia y participación en el manejo de los planes, para eliminar el uso partidario de la ayuda social-
Fuente: clarin.com